Reportaje de boda en Korba, Túnez / Mariage en Tunisie

Agosto de 2015, seis días de eventos relacionados con la boda de Yosra y Jameleddin en los que predomina la fiesta, la música y las reuniones familiares. Estas 25 fotos corresponden a los días que transcurrieron en Korba, con la familia de la novia. En el siguiente post haré lo mismo con las fotos tomadas en Mahdia, lugar de origen del novio.

Algunas de estas fotos y del siguiente post formaron parte de la selección que presenté en el Seminario de Fotografía de Albarracín y que fue finalista para la beca. Aquella edición la hice con una intención más personal. Aquí hago otro tipo de narración (edición) con más imágenes, que creo que tiene más sentido en este blog de fotógrafo de bodas.

Ya hice fotos en una boda en Túnez en 2012, en la misma familia, fue antes de convertirse los reportajes de boda en mi principal dedicación. Entonces me atrajo la idea de visitar el país donde arrancó la primavera árabe y me busqué la vida para realizar retratos a algunos de sus protagonistas un año después de la revolución, en un momento en el que la incertidumbre, la esperanza y la decepción impregnaban el ambiente a partes iguales. Fue una aventurilla que terminó siendo más periodística que fotográfica. Aquella boda no está publicada. Los retratos, aquí.

Después del listado de fotos comento mi experiencia en este reportaje de boda en contraste con lo que es una boda en España, para el que pueda estar interesado.

Supongo que algo que puede llamar la atención es que sean varios días de celebración, todos con el toque festivo que allí es habitual. Se hacen reuniones familiares en casa de la novia o del novio, reuniones donde están presentes las dos familias o solo una de ellas. A veces las reuniones son más intimas a veces más multitudinarias. En fin, que se monta un buen tinglado durante una semana.

La presencia de un fotógrafo local en ciertos momentos me permite poder ir más a mi aire y no estar pendiente de posados, fotos de grupo, etc. De esta forma tengo yo sensación de mayor libertad y puedo centrarme en mi mirada. Además las poses tradicionales de pareja con la bisutería, el velo, etc. no se si sabría yo hacer lo que esperan los novios.

El calor y la humedad es tema aparte, eso si que es trabajar fuera del “área de confort”, pero literalmente. Lo mejor, la intensidad de la música en directo. Percusiones, dulzaina, a veces también gaita. Impresionante, hipnótico. Estamos en Africa.

Quiero agradecer a toda la familia Jendoubi su acogida y hospitalidad. Especialmente a Hamdi, mi nexo de unión con la familia y también mi apoyo en castellano para entender lo que está pasando, ya que mi francés ya no es lo que era y tampoco es que lo hable todo el mundo.

Pues eso, ¡viva Túnez!

salut!

nacho bueno