Bodas 2016

Nacho Bueno

Ya han pasado cuatro años desde que arranqué con la marca de fotógrafo de bodas. Toda una aventura, un continuo reto. Estoy muy satisfecho con el resultado de este año y la con evolución que he llevado. Lo más importante, quiero dar las gracias a todas las parejas que a lo largo de 2016 han confiado en mi para las fotos del día de su boda.

Esta vez he hecho un video musical con una selección de algo más de 70 fotografías. Quizás se hayan quedado fuera algunos momentos memorables, no caben todos. He elegido fotos que definen con más claridad cual es mi propuesta para los reportajes de boda y que ayudan a diferenciarme de otros fotógrafos. Además parte de las fotos las he elegido pensando en la música que iban a acompañar. Más intensa y enérgica que la que he utilizado para bodas concretas. Slade, 1973. Puro rocanrol. Al fin y al cabo esto no solo lo hago como promoción. También para mi propio disfrute y recuerdo. Es una música que siempre me ha encantado, me pone las pilas y además encaja con mi cantinela: ¡amor, humor y fiesta!

Aquí podéis ver algunas fotos con más calma. Son más o menos la mitad de las que he utilizado en el video musical. Después continuo con los créditos y algunos detalles.

Fotos

Nacho Bueno, lo mejor de 2016

Han sido reportajes de bodas en Navarra, Aragón, La Rioja y Soria, mis zonas de trabajo habituales. De las 74 fotos que componen el video musical hay dos que no son mías. Las hicieron fotógrafos que me acompañaban como ayudantes y no me he resistido a ponerlas. Una es de Pepe Díez, fotógrafo zaragozano (foto del invitado de espaldas sujetando cuadro) y la otra es de Roberto Lechado, de Pamplona (pareja observando de perfil en sala oscura con más invitados).

Hay otras dos fotos que las hice como segundo fotógrafo en bodas que no había contratado yo. Una de ellas fue acompañando a Carlos Canales, de weddinfocus (salida de la iglesia) y otra a Ruth Maral (novio de perfil con los ojos cerrados). Esta última también está en la galería de fotos fuera del slideshow.

Eso es todo, ahora a por las bodas de 2017. Y no lo olviden, damas y caballeros:

¡Amor, humor y fiesta!

 

Nacho Bueno