Reportaje de Boda en Peralta de Navarra:

Mario y María

Después de unos años residiendo aquí y habiendo hecho unos cuantos reportajes de bodas en localidades de la zona media de Navarra, este es mi arranque como fotógrafo de bodas en Peralta. Con postboda incluida, por cierto. Contento con la experiencia, que ha sido especial por tener a los novios tan cerca…¡y por ser tan majos! Un año previo a la boda en el que nos hemos ido conociendo, tiempo de sobras suficiente para calibrar sus gustos y sobre todo su sentido del humor, que para mí es especialmente importante en algunos momentos del reportaje.

La boda fue alegre y animada. La sobrina de María, Carla, se mostró muy curiosa y está muy presente en la primera mitad del reportaje. Le aporta esa gracia infantil que a veces da mucho juego. Por ejemplo me gusta mucho la foto en la que se pone el velo de la novia, mientras el resto de invitados disfruta de los canapés. Me llamaron la atención algunos detalles de la ceremonia que para mi fueron totalmente novedosos, hay uno que no se aprecia del todo en esta selección de fotos y que me pareció genial: dos de los amigos de Mario ¡hicieron de monaguillos!! La única foto de esta galería que lo puede atestiguar es la del rezo que se marcaron durante los canapés en los exteriores del Restaurante Villamarcilla. Justo antes de empezar el banquete decidí hacer un pequeño experimento. Tomé una foto con el ojo de pez desde un punto de vista cenital, justo encima de los novios, sentados en la mesa. El objetivo 10,2 mm me  permitió coger toda la sala. Es un recurso del que no quiero abusar, pero en este caso creo que quedó resultón…¿no os parece?

El banquete se fue animando con multitud de regalos y sorpresas y bueno, la fiesta estuvo divertida. Bromas, bailes, risas, un ambiente en el que disfruto como fotógrafo. Me gusta especialmente la foto de la fuente, la encuentro divertida y tiene ese punto enigmático que a veces busco. Al final de la galería hay algunas fotos de la postboda, que hicimos en la Yeguada Soto Gil de Peralta. Buenas sensaciones con la pareja y un poco de todo, foto romántica, divertida, espontánea…y al final que mejor que terminar con un duo musical, Mario con su saxo y María dándole la réplica con mi cavaquinho brasileño, toma ya!

Agradezco la aportación a este trabajo de Irati Aizpurua, prometedora fotógrafa de Pamplona.

También quiero citar el pequeño y personal homenaje que he querido hacer con la música que acompaña al pase de diapositivas a la charanga bakerías, a la que pertenece Mario desde hace 17 años.

Pase Diapositivas Musical

 

Para tener una visión general de mi trabajo en bodas: Fotografo bodas navarra

¡hasta siempre pareja!

Nacho Bueno